________________

viernes, 30 de octubre de 2015

La automatización de tareas, el mayor reto de las organizaciones para el 2025. (una cuestión de subsistencia)

El tiempo corre, y la necesidad de comprender rápidamente lo que pasa para iniciar un proceso de adaptación es crítico para ese 15% ó 20% de empresas que en los próximos años liderarán los nuevos mercados globales.  Si Ud. es ceo, consejero, o alto directivo de una PYME o Multinacional debe entender que su puesto de trabajo ahora más que nunca dependen de las decisiones que adopte en los próximos meses. Tenga en cuenta un proceso de cambio profundo no se logra en menos de 5 a 10 años.

Giro de 180 grados , quien no reaccione probablemente desaparezca en menos de 10 años.

En ocasiones la realidad es más terca que nuestra propia prudencia a la hora de interpretar las señales que los mercados lanzan.

El 23 de septiembre de 2015, la Consultora Boston Consulting Group (BCG)  a través de tres socios Harold L. Sirkin (Chicago), Michael Zinser (los Ángeles) y Justin Rose (Chicago) publican el informe “How Robots Will Redefine Competitiveness.“ En él, hacen una serie de valoraciones que ponen encima de la mesa que este proceso de cambio no sólo no ha venido para quedarse, sino que quien no se ajuste a él en breve llegará tarde para competir en el nuevo mercado del siglo XXI.


El coste de oportunidad, cada día que pasa se hace mayor.

De lo que estamos hablando es de un proceso de sustitución tecnología por personas, y de cómo el modelo actual de organización del trabajo, de negocio y de estrategia, se han quedado OBSOLETOS. Sí se analiza desde una perspectiva del coste de oportunidad, por un lado veríamos que el modelo actual mantiene una estructura de costes salariales para toda Europa,  altos o muy altos, que tiende a crecer entre el 1 y el 4,5 por ciento anual y que por otro lado la dinámica de la innovación acelera la pérdida de la creación de valor de este trabajo (se estima que en determinados sectores esto esta entre el 2,5 al 6 por ciento anual.) Lo cual hace entender que los salarios tienden a crecer, mientras que el valor (generación de riqueza que aporta) cada vez es menor. Si a esto le sumamos que los costes de las tecnologías que son capaces de hacer esos mismos trabajos son cada vez más bajos, nos encontramos en el dilema de seguir con un modelo tradicional e irnos apagando poco a poco (hasta desaparecer en no más de 10 años), o dar el salto a la tecnología (automatización de las Tareas Rutinarias).



Fuente: Boston Consulting Group “How Robots Will Redefine Competitiveness.“

Este cambio supone un coste adicional: para las empresas el coste del despido y la pérdida de su activo más importante las personas, para el Estado el coste de las Políticas Activas de Empleo y la pérdida de recaudación fiscal por el trabajo junto a la merma del Estado del Bienestar y las descapitalización de una sociedad donde la educación pública se descapitaliza, pero para la sociedad el coste es mucho mayor, es la pérdida de esperanza, de un por venir con oportunidades, es una condena posiblemente a tener que transitar por un desierto muy duro.

El riesgo de llegar a tasas de desempleo  superiores al 48%, plantea la necesidad de o hacer algo para evitarlo, o crear una renta mínimo de subsistencia. Este escenario pone en peligro no solo el Estado del Bienestar, sino el sistema de pensiones y la estabilidad política a nivel global en el planeta.


El proceso de automatización de tareas es imparable.

En un mercado global, donde apenas hay barreras y la información de productos, servicios y tarifas fluye a gran velocidad en todas las direcciones, la competitividad ya no es la resultante de tener un modelo de negocio adaptado a un mercado local, donde son muchos años conociendo a la competencia, e incluso al sector internacional. Ahora los competidores son transversales, en cualquier momento una startup puede lanzar un nuevo producto o servicio, y en cuestión de meses o incluso semanas hundirte una o varias líneas de negocio.

La competitividad viene por la necesidad de tener definida la empresa (modelo de negocio, recursos, personas y estrategia), para un escenario nuevo. Supone la necesidad de tomarse en serio  la transformación de toda la empresa. Los parches hoy salen muy caros.



“Sí queremos competir (para ganar) con los nuevos drones
en una carrera por el desierto, no podemos hacerlo
con un 600 tuneado 4x4.”


Aquellas naciones que vean que sus costes de producción industrial o de servicios sean mayores y esto les supone una pérdida de competitividad tendrán más incentivos para la automatización de las tareas rutinarias. Como ya se ha explicado la Automatización de la tareas rutinarias supondrá una reducción de los costes marginales y esto supondrá una caída de precios, que a su vez supondrá una reducción paulatina de los  márgenes operativos.  (más información)


Datos: Boston Consulting Group, elaboración propia.

Una guerra por la subsistencia de empresas, de mercados, y por la rentabilidad, esto supondrá como ya han adelantado consultoras como EY, Deloitte, PwC, McKenzey, BCG o VKMC (entre otras) un proceso de concentración de empresas. Esto es, los márgenes operativos caen y con ellos la cuenta de resultados, es preciso extenderse a nivel internacional para ampliar, no solo mercado (con el que incrementar el volumen de operaciones y mejorar las cifras de negocio), sino también offering (cartera de productos ), en los que está configurando las nuevas estrategias de Long Tail, que consisten en tener una gran cantidad de productos y servicios en la oferta, y a pesar de que se vendan pocos, si cada uno de ellos es rentable, la suma de muchos pocos, es un buen resultado.


















El verdadero problema, es complejo.


Este problema afecta (en términos generales) a todas las industrias y a todo tipo de empresas grandes o pequeñas. El que no se vea reflejado en esta foto es porque  ha vendido activos que le permiten tener liquidez en el corto para salvar las cuentas del 2015. Pero el problema es muy serio.

Lo que se está cuestionando es el modelo de generación de riqueza actual basado en la productividad.
La argumentación es simple:

a) Es imposible competir contra los niveles de eficiencia y productividad que hoy la tecnología ofrece a las empresas. Esto ya está suponiendo una carrera hacia la automatización de procesos, para poder reducir costes y mantenerse en los mercados.

b) La coexistencia entre nuevos procesos automatizados intensivos en tecnología, y otros procesos (en muchas ocasiones duplicados) intensivos en personas, hace que las empresas asuman un sobre coste de producción, que poco a poco comienza a debilitarlas, y que si no se le pone solución puede terminar con ellas.

c) La Automatización de procesos, supone un cambio sustancial de toda la organización (modelo de negocio, recursos, personas, y estrategias). Liderar este proceso de transformación  es la única garantía para sobrevivir a los próximos 10, 15 o 20 años.

d) Sí Ud. realmente quiere liderar este proceso debe entender que la caída de márgenes es simplemente uno de los síntomas de lo que está pasando. Lo que está pasando, es que el modelo de generación de riqueza sustentado en la productividad, ha dejado de aportar Ventaja Competitiva, para crear solo Ventaja Comparativa. Esto es, la caída de precios de la tecnología y la capacidad de esta de mejorar significativamente la productividad, traslada a todo el mercado unos niveles de eficiencia muy similares, que se traduce en unos costes marginales para casi toda la cadena de valor muy próximos a cero. Esto supone que si el Coste Marginal tiende a cero los precios también tenderán a cero, lo que hace pensar que los márgenes operativos solo han empezado a caer, y que esta tendencia se mantendrá y hará más intensiva en los próximos 10 años hasta las organizaciones logren tener entorno al 80% de sus procesos productivos automatizados. Sería interesante darse cuenta de esto lo antes posible, el tiempo es oro. Una prueba de ello son los datos del comportamiento del IPC.



Pero la automatización  de procesos (reducir estructuras de costes), es solo una parte del problema, e incluso si se resuelve mal puede llegar a generar un problema aún mayor. Es muy importante entender que los nuevos mercados del siglo 21 (que no XXI), precisan un cambio sustancial en el enfoque estratégico. Debemos comenzar a entender que el objetivo no es la producción (eso lo hará la tecnología de forma eficiente),  el objetivo es idear nuevos productos o servicios que sean capaces de crear valor. Y es aquí donde las personas deberán comenzar a afrontar el más importante reto de transformación. Pasar  de trabajar en procesos Rutinarios para crear Valor en procesos complejos.
En este sentido la consultora VKMC, tras más de 8 años de investigación, es la primera en aportar un informe estratégico en forma de eBook, que aporta un análisis clave  de este proceso, y plantea soluciones que son de una lógica contundente.

Todo esto y mucho más lo van a poder leer en el libro “Transformación de las organizaciones para la alta competitividad”, que procede del informe estratégico con el mismo nombre, a la venta en formato digital en iTunes, Amazon, y otras plataformas digitales de eBooks.  
ISBN:      978-84-608-2824-2  (ePub). 

Disponible a partir del 5 de noviembre de 2015

Más Información:  oficina@vkmc.es 



No hay comentarios: