________________

martes, 3 de septiembre de 2013

Desmontando el mito de las Políticas Activas de Empleo.

Cuando uno tiene la desgracia de tener que ir a las oficinas del antiguo INEM hoy SEPE (Servicio Estatal Público de Empleo), va con la idea de que con tantos años como lleva funcionando, ha de tener buenos profesionales que le ayuden ha encontrar empleo de forma rápida.

Lo cierto es que está idea se desmorona rápidamente, al darte cuenta que son expertos en tramitar papeles, y gestionar el pago del paro, pero de eso de ayudarte a encontrar empleo, nada de nada. Y no es por voluntad, que muchos de sus técnicos la ponen, y no es por dedicación que también la ponen, es simplemente por una cuestión de resultados.

En 2010, me publicaron para la revista Cuadernos del Mercado de Trabajo un artículo que me habían encargado desde el Ministerio, sobre el "paro friccional en-lave de solución". En él se cuestionaba que la efectividad de los Servicios Públicos de Empleo, con datos de la CEOE de Valencia, donde se estimaba que era inferior al 2% y en mi opinión incluso al 1%. Donde el coste medio por desempleado colocado,  era entorno a los 17.800€. ¡¡Todo un despropósito!! 

Además en este artículo se reflexionaba sobre la importancia del concepto del "paro friccional", que sin ser nuevo, se había olvidado. El paro friccional es la inactividad laboral que se da entre el tiempo que un profesional sale de un trabajo, hasta que se reincorpora a uno nuevo. Por consiguiente su existencia es co-sustancial al propio dinamismo del mercado de trabajo, el problema es que este tiempo entre trabajos sea muy largo. Este concepto técnico, logra recuperar la atención de las Políticas Activas de Empleo (PAE) hacía un nuevo enfoque mucho más cercano a las expectativas que los ciudadanos tienen.

¿Cuál es la función y objetivo de las Políticas Activas de Empleo?
Las funciones de las POLITICAS ACTIVAS DE EMPLEO, NO ES CREAR EMPLEO, a veces y tras escuchar a más de uno que vive de esto, se me ponen los pelos como escarpias.
El EMPLEO solo lo crean las EMPRESAS y los EMPRENDEDORES.

Las Políticas Activas de Empleo, tienen como principal objetivo REDUCIR EL PARO FRICCIONAL de la forma MAS EFICIENTE posible. Esto es ACELERAR la REINSERCIÓN LABORAL (reducir los tiempos de inactividad entre trabajos) y por otro lado facilitar de forma rápida y eficiente el AJUSTE POR COMPETENCIAS de lo que NECESITA la EMPRESA con lo que un PROFESIONAL ofrece.

Para lograr este objetivo se precisa tres acciones esenciales:

(I)  ORIENTAR:  al trabajador en las acciones inmediatas tras llegar a las oficinas del SEPE. Esta acción implica: a) Evaluar si en el tiempo que lleva sin trabajo, ha perdido la Auto-Estima (sin ella cualquier acción formativa o de empleo tiene más del 95% de probabilidades de ser estéril); b) Evaluar ¿qué sabe hacer? y ¿qué empleabilidad tiene?, sí sus competencias son insuficientes para encontrar trabajo, ofertarle programas de formación ajustada a sus necesidades; c) Sí su perfil por competencias es competitivo para buscar trabajo, pasarle a los grupos de búsqueda Intensiva de empleo.

(II) FORMAR: Vincular la formación a las competencias profesionales que debe reforzar o adquirir. Establecer programas cortos, y focalizados al SABER LOGRAR, en entornos dinámicos.

(III) BUSCAR EMPLEO: Establecer programas de Búsqueda Intensiva de Empleo (Metodología bieM) centrado a la aceleración de las acciones de detección de procesos de selección afines al perfil por competencias de cada candidato, y envío de CVs.

En un escenario con más de 5 millones de parados, se han de aportar acciones contundentes y profesionales, en cada uno de estos puntos.


Debemos fijar criterios de Eficiencia y Sostenibilidad, en las Políticas Activas de Empleo.
El propio Gobierno debe ejercer su obligación de gestionar los Servicios Públicos de forma Eficiente. Esto es, de igual manera que el presidente de una Comunidad de Vecinos, no puede despilfarrar el dinero de las cuotas de sus vecinos, en servicios caros o ineficientes, el Estado debe actuar de forma similar.

Las medidas propuestas por el actual gobierno del Reino de España, han sido acertadas, a pesar de no haberse entendido en una sociedad que debe actualizar algunos de sus paradigmas. La profesionalización del Mercado de Trabajo es esencial para que este funcione de forma efectiva.

Iniciativas jurídicas propuestas por el gobierno:
 Todas ellas centradas en liberalizar la entrada de nuevos agentes que ofrezcan servicios de Políticas Activas de Empleo, más profesionales y competitivos. Las Agencias Privadas de Colocación (APC).

¿Y por qué liberalizar el mercado de trabajo, y más concretamente las Políticas Activas de Empleo?

Si tuviéramos que pagar 17.800€ por cada desempleado que se coloque a través del SEPE, con 5 millones de parados habría que destinar un presupuesto de 89.000 millones de Euros. Suponiendo que estas acciones fueran válidas para todos los perfiles profesionales, y para todas las zonas geográficas de España, supondría incrementar en un 110% las partidas de los Presupuestos Generales del Estado. O lo que es lo mismo, multiplicar por 2,5 o más las retenciones de los trabajadores, lo que supondría una mayor presión fiscal y una menor renta disponible. (aplicando criterios de proporcionalidad fiscal como los actuales.)

De ahí que se afirme en este artículo, que la postura del gobierno me parece muy acertada. 


Solo como curiosidad... 

¿Sabe cuál es la aportación que hace a las Políticas de Empleo?



(Fuente: cálculos propios y datos de los Presupuestos Generales del Estado 2012)

Además de estas aportaciones el Estado se financia también de:
- La cuota de Formación Profesional.
- El Fondo Social Europeo.
- Los fondos propios de las Comunidades Autónomas.


No hay comentarios: