________________

sábado, 17 de septiembre de 2016

La Transformación Digital de la Banca: el Banco Digital del Futuro ( I Parte)



Una de las lecciones aprendidas más importantes tras el trabajo de investigación que hemos venido realizando en los últimos 8 años, es que para entender qué es esto de la Transformación Digital y el alcance que puede llegar a tener a la hora de transformar la realidad es preciso estar dispuesto a identificar el origen de las cosas (productos y servicios.) Esto es, ¿cuándo surgen? ¿por qué surgen? y ¿qué necesidad satisfacen? y cómo han cambiado esas circunstancias para entender que margen de mejora hay en ese negocio.

En el caso de la banca, surgen como un intermediario que, custodia el dinero a cambio de poderlo gestionar y ofrecer un interés en préstamos a terceros.

El negocio bancario surge entorno a la necesidad de aportar seguridad y comodidad en las transacciones comerciales o de servicios. Custodia y ahorro de capitales cuando no se compra el dinero debe estar en custodia y si además aporta algo de rentabilidad mejor, conceder créditos con el dinero de los ahorradores, esto supone que prestar dinero a un tipo superior al que se paga a los ahorradores para ser rentables. De ahí que la esencia del negocio bancario precisamente se encuentra en buscar fondos (ahorros), con el que poder ofrecer créditos a terceros. Esto hace que sí los bancos tienen poco capital se vuelven frágiles, y si tienen una gran liquidez son poco rentables.

Esta situación plantea que sea imposible que los bancos puedan garantizar el 100% de sus depósitos si en un periodo de tiempo todos sus depositarios (ahorradores)  decidieran retirar todos sus ahorros.

Por lo tanto el verdadero negocio bancario, se centra en la gestión rápida del dinero, en análisis automáticos de rentabilidad y riesgos, así como en operativas accesibles y seguras de oferta de efectivo o fondos. Y entorno a ello y las múltiples complejidades que el negocio y las legislaciones internacionales exigen, ofrecer otros servicios de valor a sus clientes.

Pero esta situación está cambiando en los últimos meses o años, los tipos de interés del dinero (valor del dinero) cada vez es más bajo incluso el Euribor a 12 meses hoy es negativo. Lo que hace que la rentabilidad de los Bancos sea baja, muy baja y negativa. Esto hace que los tipos de interés por nuestros ahorros sea 0, y que la única forma de sostener a las entidades financieras sea a través de las comisiones por sus servicios. Servicios que no hace mucho eran gratuitos y que ahora se cobran importantes comisiones por multitud de servicios asociados a la custodia de  nuestro dinero.

Se ha llegado a esta situación por motivos muy diversos, un exceso de regulación que ata en corto a las entidades financieras tras una lista interminable de errores y abusos cometidos durante los últimos años. Pero también porque muchos de los servicios que ofrecen al pasarse a tecnologías digitales han abaratado significativamente sus costes marginales y con ellos los mercados han bajado los precios y sus márgenes operativos. Esto ha sucedido en un contexto donde las estructuras organizativos y de negocio de los bancos no han cambiado al mismo tiempo, y ahora se encuentran con unas estructuras de costes  superiores a sus ingresos.  

Para poder explicar esto, en trabajo de investigación reciente del MIT, se describen tres épocas en la historia de los Bancos, yo me voy a permitir añadir alguna más, para analizar con más precisión como este sector ha cambiado en las últimas décadas.


  • Los bancos como oficinas con contabilidades independientes, que principalmente se centraban en ahorro y crédito (hasta los años 60).
  • Los Bancos con sistemas de gestión contable automatizados y centralizados ( años 70)
  • Las tarjetas de crédito y los ATM (BoA presenta su primera Tarjeta en 1967, pero hasta bien entrados los 70 Citi no extiende los ATM, y en los 80 los TPV)
  • Lo que se denominan los Bancos Híbridos, según el MIT los ubican temporalmente entorno a 2009, si bien ya hubo intentos importantes en los 90 con tecnologías BBS que dieron lugar a los terminales ibertex y videotex como se recoge en el RDL 986/1992 del 31 de julio, por el que se establecen las especificaciones técnicas que deben cumplir los equipos terminales utilizados en el servicio videotex/ibertex. Terminales muy rudimentarios que se conectaban con modem 14.400 baudios y con posibilidades muy reducidas a la hora de realizar operativas (centrado fundamentalmente en clientes corporativos.) También son destacables los proyectos que viví en primera persona a través de plataformas Set Top Box entre 1996 y 1999, tecnologías complejas, con muchas limitaciones técnicas y nulas medidas de seguridad. Sería tras el boom de las dot com a principios del nuevo siglo cuando la rápida evolución de los sistemas de programación permitieron crear Web 2.0 o interactivas donde la Banca como otros muchos servicios comenzaron a evolucionar a gran velocidad. Estos bancos
  • El Banco Nativo Digital: desde el documento del MIT se describe como una nueva realidad centrada en operatividad global (con acceso 2,5 mil millones de clientes no bancarios o sub bancarios y acceso a más de 45 millones de PYMES sin acceso a servicios bancarios en todo el mundo.) Se define como bancos tecnológicos (digitales), lo que les confiere flexibilidad, más seguros rompiendo con el paradigma del repositorio único de datos y pasando al nuevo paradigma de las bases de datos distribuidas, con sistemas de autenticación de los clientes y usuarios más sofisticados centrados en diferentes medidas o sistemas biométricos. Pero no hay una foto fija y nítida de cómo serán los Bancos del futuro, porque entorno a esta pregunta aún hay demasiadas interrogantes abiertas que aún no tienen una respuesta certera y consensuada.


La primera gran Transformación Digital de la Economía se produjo en los años sesenta, y aunque dé debate de quién fue el primero en tener este privilegio de liderarlo, sí el Bank of América (BoA) con la emisión de la Primera tarjeta de Crédito en 1967  (la BankAmeriCard) o por el contrario American Airlines (AA) junto a IBM por el desarrollo de la primera plataforma centralizada de venta de billetes de una compañía aérea (Computerized Reserve System) que daría origen a la empresa SABRE.

Amabas aportaciones trasladan a los mercados internacionales el cambio de paradigma más potente de toda la Historia. Tanto el Dinero como pasajes de avión, se pueden desmaterializar creando productos y servicios DIGITALES. 
Lo Digital, significa que los billetes y monedas dejan de ser objetos físicos y pasan a ser intangibles (datos). Esto desde un punto de vista económico tiene una serie de consecuencias brutales.
Empezamos porque para producirlo no hay restricciones de escasez de las materias primas (los datos son infinitos.) Solo esto modifica más del 95% de las reglas y diseños económicos definidos hasta el momento para una economía Industrial.

Los procesos de producción afectados en algún eslabón de su cadena de valor por la digitalización, reducen significativamente sus costes marginales (y precios). Esto en el caso de la Banca tiene una especial relevancia en la automatización de su operativa a través de las diferentes tecnologías en sus fases de evolución.




Para una misma transacción:

  • Realizada desde una Oficina: ……………….2,1 €
  • Realizada desde banca por teléfono: ………1,0 €
  • Realizada desde un  ATM: ……………………0,3 €
  • Realizada desde un smart phone: ……………0,01€



Este detalle que parece sin importancia, es determinante para entender cómo el concepto del dinero virtual pone en una seria amenaza al dinero físico. Manipular, gestionar, custodiar el dinero físico es más costoso, lento y complicado.

Esta situación llega a tal extremo que hoy son cada vez más las voces que se plantean que  el dinero físico y hasta determinadas divisas que mantienen una paridad fija o casi fija con respecto a las divisas de referencia puedan desaparecer tendiéndose a una divisa universal.

¿Por qué se cuestiona la pervivencia del Dinero? ¿Y cómo esto puede afectar a la existencia de los Bancos?  Tras leer estas preguntas parece que la Transformación Digital golpea con fuerza los pilares del mundo que hoy conocemos.

Para poder responder a esta pregunta, y como ya advertí al principio de este post, hay que analizar el origen de las cosas para entender mejor las posibilidades del cambio.

Dinero: Medio de cambio o de pago aceptado generalmente.
Moneda: Instrumento aceptado como unidad de cuenta, medida de valor y medio de pago.

Si nos fijamos en el concepto del Dinero "Medio o Unidad de cambio o pago", y en el caso de la Moneda "unidad de cuenta, medida de valor y medio de pago." Ambos conceptos están vinculados implícitamente a transacciones o acuerdos de intercambio entre  dos o más partes.  Por lo tanto, el dinero o la divisa son medios de intercambio (Euros, Dólares, o tomates), y por otro lado las monedas son unidades de valor aceptadas, los intercambios se pueden realizar por dinero o tomates, y como unidades de valor tendríamos las monedas o las unidades de peso (Kg.) o Volumen (L.).

Ejemplo  2€ o un kilo de arroz o de tomates, la única condición es que sean aceptadas  por todas las partes. 

El dinero además aporta una garantía adicional que no es perecedero (en teoría) y que la autenticidad y el respaldo de su valor está avalado por una empresa que normalmente son los bancos, los cuales también ejercen en muchas operaciones el papel de intermediarios a cambio de una comisión. Pero cuando el Dinero deja de ser un objeto material y pasa a ser virtual (datos), muchas por no decir la mayoría de las cualidades de su naturaleza cambian.

Cuando el dinero deja de ser material para pasar a ser datos, se desvincula de los costes de:
  • Señoreaje (costes de emisión), un billete de 10€ puede tener un coste de fabricación de aproximadamente 0,12 €, si la moneda fuera virtual 10€ pasaría a tener un coste de 1x10-6 € (casi un millón de veces inferior.)
  • Custodia, ya que no es físico y no precisa de cámaras acorazadas y fuertes medidas de seguridad para protegerlo.
  • Se eliminan los costes de transporte (entrega y recogida)
  • Se eliminan los costes de mantenimiento, aproximadamente cada 3 ó 4 años los billetes se deterioran y precisan de su reposición.


Por otro lado en la versión 1.0 del dinero digital, este es simplemente datos asociados a un valor contable en una divisa. Su condición de digital le permite viajar en forma de datos por la red, reduciendo significativamente los costes de custodia, transporte y gestión. Los datos asociados al dinero electrónico están limitados fundamentalmente a: datos de la cuenta de procedencia; datos de la cuenta de destino; y tipo de divisa.

Pero las versiones 2.0 del dinero digital, podríamos decir dan un salto cualitativo, ya que además de estos datos de información, tienen la posibilidad de incluir un pequeño programa que funciona como un contrato programable. Sería algo parecido a: si al frutero de confianza le pedimos un melón que sea dulce, y pagamos por él 3€. Si al llegar a casa el melón sale pepino, de ese dinero que hemos pagado,  2€ se reintegran en mi tarjeta automáticamente por incumplimiento del contrato de venta.


El dinero inteligente o los  Smart Contract: Ethereum, Blockchain (bitcoin)

Por lo tanto, este dinero 2.0, más que unidades de valor (datos), pasan a ser contratos inteligentes (smart contract).




A este nuevo dinero 2.0 se le conoce como Cryptocoin o criptomonedas, la más conocida es Bitcoin que utiliza la tecnología Blockchain (cadenas de bloques) que utiliza como unidad de valor el Bitcoin.

En qué se basa un Smart Contract, su origen se centra en los trabajos del criptógrafo Nick Szabo que se fijó en definir la estructura semántica de los contratos, para luego pasar  a lo se conocen como estructuras de datos de un contrato Ricardiano o “Promesa Ricardiana.”   

Ver ejemplos:  B2B, C2C,C2B

Sí Bitcoin es la utilización de la tecnología blockchain para pagos, Ethereum  es la plataforma de referencia para utilizar la tecnología Blockchain en los Smart Contracts.

No solo permite definir tiempos de vigencia o ejecución del contrato, cantidades y fraccionar los pagos según el cumplimiento de determinados conceptos o condiciones, tipos de moneda o divisa, formas de pago, etc.  El verdadero potencial está en su interacción (conexión) con grandes cantidades y flujos de datos que en breve podrán provenir de cientos de miles de sensores (IoT), sino además que una vez que se ejecute por ambas partes este programa (contrato inteligente) su ejecución es automática, lo cual es una de las máximas garantías de ejecución. Minimizando de forma significativa a medida que se vaya extendiendo el papel de los jueces y los juzgados.

De las más de 800 plataformas tecnológicas que trabajan con diferentes modelos de Smart Contracts las principales diferencias que podemos encontrar son las estructuras y capacidades de interacción de los smart contracts y las estructuras de sus bases de datos distribuidas (modelo de gestión del inventario de operaciones.)

Seguridad: los sistemas de bases de datos distribuidas, es un concepto que para muchos de los que no somos informáticos o estamos acostumbrados a trabajar con Bases de Datos o servidores  nos puede costar algo más de tiempo entender, pero suponen un salto cultural importante, ya que significa que la información de mis operaciones comerciales se guarda en los servidores de terceros (entre los que posiblemente estén algunos de mis competidores). Y la pregunta es ¿por qué este sistema está generando tanto interés y éxito?  la respuesta es sencilla, porque esa información está encriptada (no se puede leer sin las claves  apropiadas), y segundo al estar replicada en cientos, miles de ordenadores (servidores): a) es casi imposible de falsear, manipular, o eliminar; b) es un sistema de los más fiables de autenticación ya que pasa por ser verificada en diferentes sitios evitando cambios; c) Una vez que se acepta y ejecuta funciona como un programa que no se puede detener... es una garantía de no retroactividad.

Internet of Things (IoT): Contratos sujetos a información dinámica (IoT) abren un universo de posibilidades difícilmente imaginable.
  • Tarifas variables definidas en base al número de kilómetros día/mes/año que un cliente de un seguro médico esté dispuesto a realizar  (medidos por  smart watch, phone, etc.)  para evitar la obesidad, colesterol, etc, y así prevenir determinadas enfermedades que encarecerían su asistencia en el futuro.
  • Alquileres de viviendas o de coches que, ante la falta de pagos, se bloquean o impiden su acceso, movilidad, etc.

La generación, circulación y análisis de grandes volúmenes de información en combinación a los contratos inteligentes, van a generar una de las vías más importantes de transformación del sector bancario, y no solo de él, sino también del sector Jurídico. El derecho dejará de ser más del 70% paliativo (procesal) para pasar a ser preventivo y de garantías.


Confianza: Se imagina tener que pagar 150€ a alguien que no conoce por un objeto que ni ha visto. Si en transacciones presenciales esto a veces genera desconfianza y termina por dejar desiertas más del 40% de las  operaciones, ¿se imagina por Internet o en mercados que son telemáticos? Los Smart Contracts por su condición de ser programables (configurables) y de interactuar con flujos de información dinámicos procedentes de miles de sensores y dispositivos en el IoT, se pueden establecer cientos de sistemas que garanticen la confianza en transacciones telemáticos o de eCommerce. Todo ello supondrá una reforma de las leyes y de las propias estructuras del Estado.


_______________________

Aclaración:

Dinero: Medio de cambio o de pago aceptado generalmente. El dinero es un concepto intangible asociado normalmente a un soporte físico, que se denomina "instrumento."  
  • Billetes 
  • Monedas
  • Tarjeta plástico 
  • Pagares 
  • Cheques 
  • Smart contracts 
  • Etc.   


Moneda: Instrumento aceptado como unidad de cuenta, medida de valor y medio de pago.  Es donde se define la escala de valor. Para entenderlo mejor es preciso comprender que el comercio es TRUEQUE. Intercambiados dos bienes de forma consensuada (aceptada) que mantienen una equivalencia o proporcionalidad de valor. Estos bienes pueden ser plátanos, piñas, gallinas, cerdos o dinero. El dinero, tiene una escala de valor en base a la moneda y sus fracciones.  

Billete de 10 Euros. 
Billete es dinero 

10 x € es la moneda